• 684632739 (Gijón) | 637613488 (Oviedo) | 637613488 (Avilés)

  • info@neurofuncion.com

neuroplasticidad

¿Puede la depresión reducir la capacidad neuroplástica del cerebro?

¿Puede la depresión reducir la capacidad neuroplástica del cerebro? FisioAso

Puede ser habitual encontrarse a pacientes neurológicos de variada índole con síntomas de depresión, y es que el contexto puede tener mucho que ver. Tras un Daño Cerebral Sobrevenido, por ejemplo, un Traumatismo Cerebral o un ictus, la persona tiene una nueva situación biopsicosocial, la cual debe hacer frente de la manera que pueda, y muchas son las reacciones ante esta nueva situación.

Es por ello, que la necesidad de intervención, tanto por parte de neurología como psicología clínica, pueden ser claves para el inicio de una correcta neurorrehabilitación, ya que la parte activa por parte del paciente a la hora de realizar terapias, es fundamental para una recuperación óptima.

El hecho además, que nos llama mucho la atención, es el siguiente estudio:

«Neuroplasticity in Depressed Individuals Compared with Healthy Controls»

En este estudio, se comparó la función motora y el aprendizaje motor de 23 pacientes con depresión con un grupo control de 23 sin depresión, junto con las capacidades neuroplásticas mediante el paradigma de la estimulación cerebral.

El hecho es que en ambos grupos se realizó Estimulación Magnética Transcraneal en el córtex motor de varios músculos de la mano, generando pues, un potencial motor evocado. Como resultado observaron que las amplitudes del impulso nervioso estuvieron significativamente aumentados en comparación a los sujetos deprimidos.

También, se realizó el estudio de una tarea concreta motora de la mano, como era seguir con el ratón del ordenador, un círculo rojo a diferentes velocidades y distintas formas. Los resultados fueron que el grupo control tuvo mejores capacidades de aprendizaje motor que en los sujetos depresivos, lo que nos lleva a pensar en nuestros pacientes neurológicos, como en Daño Cerebral Adquirido, Parkinson (20% de la población con depresión) o enfermedades neurodegenerativas, pueden llegar a tener problemas no sólo de índole de entorno biopsicosocial, sino que además, la neurofisiología referente a control motor o aprendizaje de éste, también influyen en la rehabilitación física.

Para más información puedes ver el artículo al completo en: https://www.nature.com/articles/npp2013126

 

CIMT y Mirror Therapy

CIMT y Mirror Therapy FisioAso

Este fin de semana (sábado 12 y domingo 13 de septiembre)  hemos tenido curso en Neurofunción, sobre Terapia de Restricción del Movimiento del Lado Sano (CIMT) y Terapia Espejo, impartido por el Dr. Ángel Sánchez, quien nos presentó a grandes rasgos, de qué tratan ambas terapias y sobretodo cuánto apoyo bibliográfico tienen ambas técnicas.

Y es que entrando un poco en materia, y siempre desde la perspectiva subjetiva de la persona que escribe este post, la impartición de tal curso conlleva un aprendizaje individual que puede ser perfectamente distinto al de otro profesional que haya asistido. Aún así, creo que por inferencia o sensaciones, nos hemos llevado del curso el conocimiento sobre qué es y qué no es la CIMT, la dificultad sobre su aplicabilidad clínica respetando completamente todo su protocolo, la identificación de algo tan importante como el aprendizaje por desuso, la importancia en inferenciar el aprendizaje motor a las actividades de la vida diaria para el mantenimiento del uso de la extremidad afecta, las características de inclusión para entrar en un programa de CIMT y el concepto de «Shaping» o moldeamiento en cuanto a las conductas de aprendizaje para el uso del brazo afecto. Intentaremos desgranar cada una de ellas.

La CIMT nació de la investigación, y como tal, a a hora de hacer un estudio, la selección de los criterios de inclusión de las personas con afectación de la extremidad superior a causa de un daño cerebral, y la homogeneización de la muestra, implican un sesgo importante en referencia a lo que día a día nos encontramos en nuestra clínica, puesto que no todos los pacientes están bien cognitivamente, pueden tener dolor, o no presentan una movilidad específica de muñeca o dedos mínima para entrar en los protocolos de la CIMT. Además, muchos de los terapeutas, por las características de su trabajo o de infraestructura, no pueden realizar un tratamiento intensivo que exige dicho protocolo (CIMT o CIMT modificada), ya que dedicar 4 o 6 horas al día de rehabilitación con un paciente, ya sea de manera masiva o distribuida, es inviable. Aún así, podemos utilizar los mecanismos o conceptos en los que se basa dicha terapia, tal y como hace el Forced Used u otras terapias que nacieron derivadas de este concepto inicial, pero que seguramente no tengan tantos resultados como el que llevan a cabo los creadores de la misma (por tiempo de práctica, por intensidad, por infraestructura, por criterios de inclusión al protocolo…).

Aún así, es más que interesante identificar el fenómeno del no uso (o desuso), donde curiosamente un paciente puede presentar muy buen control motor de la extremidad, unos rangos de movimiento articular más que aceptables, generando pruebas específicas y objetivas muy buenas sobre el manejo de la extremidad superior (como el 9 Hole Peg Test o el Box and Blocks), y sin embargo no usar dicha extremidad para desenvolverse en sus actividades del día a día (áreas ocupacionales). Y eso es una cuestión de que el paciente ha aprendido a realizar actividades con la mano menos afecta, obteniendo una dominancia concreta, y aunque haya actividades bimanuales en la vida, el paciente sólo usa la mano menos afecta. Es por ello, que éste déficit puede corregirse a través de estrategias conductuales, como es la restricción del movimiento del lado sano, ya sea de inicio física, y poco a poco se vuelva conductual (mucho más efectiva). Y esto se consigue a través de tareas orientadas a las actividades de la vida diaria, con la base del aprendizaje de conductas mediante refuerzos positivos y en caso necesario, negativo. Si no van dirigidas hacia ellas, la inferencia del trabajo que se realice en la clínica, no va a existir en la vida real, ya que si no se realiza un planteamiento a domicilio, con la importancia de la adherencia al tratamiento que se consigue a través de la firma de un contrato conductual tanto para el paciente como para el cuidador, no se conseguirán resultados que podemos llegar a esperar.

Por otro lado, el manejo del terapeuta hacia el paciente implicado en el aprendizaje, supone analizar constantemente la ejecución de la tarea orientada a la actividad de la vida diaria, y con ello, la adecuación tanto de la dificultad de la misma así como la carga cognitiva que ello supone, gestionando los resultados del paciente de tal manera que no provoque ni frustración, ni sea demasiado fácil para éste. Provocar frustración implica una desmotivación considerable, y ésta está muy implicada en el aprendizaje del control motor, lo que puede llevarnos a un trabajo inútil. Por otro lado, si las tareas no suponen un reto para el paciente, éste va a perder la oportunidad de realizar un nuevo aprendizaje, lo que le supone un estancamiento en la evolución.

De todas maneras, concluyendo, este es un pequeño resumen sesgado, seguramente otras personas se hayan llevado otro aprendizaje de lo vivido este fin de semana. Por otro lado, todos sabemos que existen formaciones oficiales y extraoficiales, donde las segundas pueden presentar contenido de las primeras, despertando el interés de las técnicas para que quien recibe dicha información, intensifique el conocimiento de manera oficial, si es que interesa, y profundice en el manejo de ésta. Creo que deberíamos intensificar el conocimiento de la CIMT y terapia espejo, puesto que es de lo mejorcito que tenemos en neurorrehabilitación en cuanto a evidencia (pruebas) se refiere, con resultados más que interesantes, aunque eso sí, con unos criterios selectivos exigentes y una práctica clínica intensiva que quizás, se aleje un poco de nuestra realidad clínica.

Y hasta aquí la aportación, buena semana a todos.

Generación de neuronas

Generación de neuronas FisioAso

Nacemos con un número determinado de neuronas, y a medida que vamos creciendo, estas van muriendo, sin que se pueda renovar ninguna de ellas. Esto es lo que se ha ido creyendo a lo largo de la historia de la neurociencia, antes de que se hubieran podido estudiar en mayor profundidad, mediante los avances científicos, las neuronas del cerebro. Y es que el cerebro tiene una capacidad plástica adaptativa (o maladaptativa) impresionante, ya que cada neurona (que hay unas 100 billones) lucha por conectar con otra y establecer un vínculo químico y eléctrico, para poder comunicar mensajes y desarrollar así su función para la que ha sido diseñada. Pero esto no es la neurogénesis. La neurogénesis viene en relación a la formación de nuevas neuronas una vez la persona ya es adulta. Existen zonas del cerebro capaces de generar nuevas neuronas para desarrollar funciones concretas, teniendo capacidad pues, de renovar áreas concretas del Sistema Nervioso Central.

Las áreas que hasta ahora se han encontrado hallazgos de neurogénesis, son el bulbo olfactorio, el hipocampo y la corteza cerebral. Pero cuidado, porque estas neuronas se generan a partir de otras precursoras, tipo células madre, las cuales realizan movimientos migratorios para poder producir el tipo concreto de células, que migrarán para su posterior maduración. Más adelante nos adentraremos un poco más en ese concepto.

¿Pero por qué éstas áreas tan en concreto y no otras? Pues podríamos hacer suposiciones, como por ejemplo, el bulbo olfactorio es elemental para la supervivencia como especie, o al menos durante el recorrido que llevamos andado en la historia, ya que éste recoge la información olfactiva, tan necesaria para poder evaluar los productos alimenticios que estén en buen estado y evitar precisamente intoxicaciones en su ingesta. Pensemos que el circuito neural por el que pasa dicha información, no contiene filtros, es decir, la mayoría de información que nos llega del exterior pasa por un elemento filtro clave, el tálamo, que precisamente evita que nos saturemos de información. Y no creo que sea por capricho de la naturaleza, pero el «circuito» olfactivo, no pasa por el tálamo, y por tanto, se le da una relevancia o predisposición absoluta, y es por ello que quizás tengamos que renovar neuronas cada cierto tiempo.

Por otro lado, tenemos la generación de neuronas que migran hacia el hipocampo. Ese conjunto de centros neurales encargados a grandes rasgos, de la memoria. ¿Y por qué tiene tanta relevancia la memoria? De nuevo, conjeturemos. La memoria nos da identidad, nos almacena experiencias de aprendizaje tanto como especie (para de nuevo, la supervivencia) como para el individuo, y que encima comunicamos y transmitimos a las siguientes generaciones, para que no tengan que pasar por la misma experiencia. Por ejemplo, a mi no me ha picado ninguna araña, serpiente o me ha mordido una rata, pero tanto por experiencia «genética» (de nuestros antepasados) así como de aprendizaje por otros testimonios, no me veréis «experimentando» con ellas. Dicha relevancia se la podemos atribuir a las funciones del hipocampo, claves de nuevo, para la supervivencia, y que conjeturamos que esa importancia en la neurogénesis vaya relacionada es este aspecto.

Por último, se habla de neurogénesis en la corteza cerebral, concretamente en algunas áreas asociativas (cortezas prefrontal, temporal inferior y parietal posterior), las cuales están implicadas en la conducta, así como el aprendizaje y la memoria. En nuestra supervivencia, es indiscutible la necesidad de un aprendizaje para solventar carencias físicas, como la ausencia de colmillos, garras, veneno u otras ventajas biológicas que desarrollaron otros animales en la carrera armamentística de la expresión máxima de la naturaleza, cazador y presa, y que con la evolución, han ido perfeccionando durante todo este tiempo. Nosotros aprendemos, memorizamos, transmitimos conocimiento para que otros aprendan, memoricen y hagan lo mismo, perpetuando así la supervivencia y evolución como especie.

Ahora bien, gracias a los últimos avances científicos (aprendizaje y memorización) se ha descubierto otra zona de formación de neuronas, el cuerpo estriado (1). Y es que si tenemos en cuenta las funciones de éste área cerebral, como el «almacenaje» de aprendizaje motor y algunas funciones cognitivas, conjeturamos de nuevo, que el movimiento (y su memoria) están presentes de nuevo en la supervivencia, porque la única forma de cambiar algo de nuestro mundo externo, es a través del movimiento. Sea el que sea. Me muevo por algún motivo, o hago mover algo por algún motivo. Aún así, la formación de nuevas interneuronas en esta zona todavía no están estudiadas, y poco a poco se va avanzando en este aspecto. Os dejo con una imagen de la migración celular de las células madre de la zona subventricular (neurogénesis) hacia las zonas que hemos dicho anteriormente, donde maduran las neuronas (hipocampo, bulbo olfactorio, neocórtex y cuerpo estriado).

 

Las 2 imágenes superiores, cerebro de una rata. Migración de las células neuronales en el adulto, en tres áreas: Cerebelo (CB), Hipocampo (Hipp), migación rostral del tronco encefálico (RMS) En la inferior, humano.

Las 2 imágenes superiores, cerebro de una rata. En la inferior, cerebro humano.  Migración de las células neuronales en el adulto, en tres áreas: Cerebelo (CB), Hipocampo (Hipp), migación rostral del tronco encefálico (RMS)

Bibliografia:

(1) Inta D, Cameron HA, Gass P. New neurons in the adult striatum: from rodents to humans. Trends Neurosci 2015 Aug 19.

(2) Lepousez G, Nissant A, Lledo PM. Adult neurogenesis and the future of the rejuvenating brain circuits. Neuron 2015 Apr 22;86(2):387-401.

(3) Capilla-Gonzalez V, Lavell E, Quinones-Hinojosa A, Guerrero-Cazares H. Regulation of subventricular zone-derived cells migration in the adult brain. Adv Exp Med Biol 2015;853:1-21.

(4) Aimone JB, Li Y, Lee SW, Clemenson GD, Deng W, Gage FH. Regulation and function of adult neurogenesis: from genes to cognition. Physiol Rev 2014 Oct;94(4):991-1026.

(5) Regensburger M, Prots I, Winner B. Adult hippocampal neurogenesis in Parkinson’s disease: impact on neuronal survival and plasticity. Neural Plast 2014;2014:454696.

 

 

Fisioterapia neurológica: El cartero francés

Fisioterapia neurológica: El cartero francés FisioAso

Hoy os traigo una historia que seguramente os gustará, bueno, más bien cuando la conozcáis, más que gustar, os habrá despertado la curiosidad u os dejará algo perplejos.

Voy a contaros la historia de un cartero francés, de 44 años, el cual nació con una pequeña hidrocefalia, es decir, que el drenaje del líquido cefaloraquídeo no se realizaba naturalmente, lo que implicaba un aumento de presión intracraneal que supone en muchos casos, si no se interviene, en desenlace fatal. Tras su valoración pertinente por el neurólogo, decidió realizar una operación clásica de derivación, consistente en poner una válvula que redireccionara ese líquido cefalorraquídeo que se acumulaba en los ventrículos, a otra parte del cuerpo, de tal manera que disminuyera la presión y se evitaran complicaciones neurológicas serias. Hasta el momento todo normal, todo perfecto.

Un día, mientras el cartero realizaba su trabajo, notó que algo raro le pasaba en su pierna izquierda, cierta debilidad, le fallaba. Decidió entonces ir al hospital, donde el médico, tras su examen físico y valoración, pidió las pruebas oportunas para descartar algún posible daño neurológico. El sanitario, al ver la resonancia, quedó boquiabierto:

Las placas de la izquierda forman parte del cartero. Las de la derecha, de una persona «normal» anónima

La diferencia es notable, y si recordamos en cuanto a interpretación de la imagen se refiere, a qué forma parte la zona oscura de la imagen, estamos hablando de densidad líquida. Es decir, sus ventrículos laterales están completamente dados de sí, y lo curioso de tal caso es que la clínica del paciente debería ser muy diferente a estos pedazo de hallazgos radiológicos. Estamos hablando de una reducción de la masa cerebral entre un 50-75% (según su médico describe), y podríamos pensar en algún tipo de alteración en el control del movimiento, de sensibilidad, lenguaje, visión, audición o de funciones emocionales y cognitivas, pero recordemos que el paciente estaba realizando su trabajo con total normalidad, hasta que notó cierta debilidad en su pierna.

¿Entonces, cómo coj… se explica esto?

Al cartero francés de 44 años, diagnosticado cuando nació de hidrocefalia, que tras la intervención de derivación quedó en perfecto estado, se desarrolló con la válvula hasta los 14 años, la cual fue retirada. Y ahora viene el bombazo, se le siguió acumulando el líquido de manera muy lenta, casi imperceptible, sin despertar ningún tipo de sintomatología neurológica, cada día ganando terreno a la masa encefálica, poco a poco, insidiosamente.

Los neurólogos no daban crédito a los hallazgos, le realizaron todo tipo de pruebas cognitivas, y aunque en la noticia que enlazo al final del post están hablando de test de inteligencia (¿cómo se mide la inteligencia? que diría un neuropsicólogo al que admiro) como referencia al estado cognitivo (sacó 75 en vez de 100, sin considerarse «retraso»), las funciones cognitivas eran totalmente compatibles con la vida, eran del todo normales.

Éste es un caso «precioso» de la capacidad del sistema nervioso para adaptarse a cambios muy muy lentos (durante 30 años), a cambios imperceptibles que despiertan la capacidad asombrosa de acondicionarse al medio, donde específicamente en este caso, las neuronas han tenido que ir modificando su función inicial para suplir otras en las que de principio no habían sido «programadas». Así, las funciones de las regiones «okupadas» por el líquido cefaloraquídeo (concretamente lóbulos frontal, parietal, temporal y occipital), fueron suplidas por otras gracias a la neuroplasticidad de la que tanto hablamos. Podríamos pensar en que la solución a los problemas de éste cartero, sería drenar todo ese líquido en exceso, pero como el sistema nervioso ya está adaptado a esas condiciones, el paciente no sobreviviría.

La lección que nos da éste caso clínico, es obviamente la adaptabilidad del sistema nervioso ante cambios lentos, y pongo en negrita lentos, porque cambios repentinos no son bien tolerados que digamos, como el peligro de la misma hidrocefalia con curso clínico típico, que puede provocar daño neurológico. O casos más comunes, como el accidente vascular cerebral, traumatismo craneoencefálico o la parálisis cerebral infantil.

Por tanto, a la hora de movilizar cualquier parte del sistema nervioso de un paciente neurológico, hagámoslo de manera lenta, rítmica, suave, atendiendo bien a las resistencias y controlando siempre el posible dolor o los espasmos. Sino es así, y se hace rápidamente, al sistema no le da tiempo a amoldarse, y sino fijaros precisamente cómo se realiza la valoración de la escala de la espasticidad de Ashworth, se moviliza al paciente bruscamente, para precisamente provocar esa espasticidad o resistencia protectora del sistema nervioso al movimiento. ¿Os suena? En fin, el consejo es ése, movilización lenta, precisa, diagrama de movimiento que describe Maitland

 

Actualización 13/09/2014:

Recientemente, la revista Brain, ha publicado otro caso sorprendente, de una mujer de 24 años, que tras sufrir una serie de mareos y vómitos, le realizaron las pruebas pertinentes en busca de hallazgos que explicaran esa clínica. Lo curioso del caso, es que encontraron una paciente que carecía de cerebelo, donde las funciones que teóricamente realiza esta parte específica del encéfalo, eran desarrolladas por parte del córtex cerebral. Si bien un niño que nace sin cerebelo, no es capaz de sobrevivir hasta la edad adulta, el caso de esta niña, consiguió hitos motores que consiguen desarrollar niños sin ningún tipo de problemática, aunque lo hizo de manera algo tardía, como caminar sin ayuda hasta los 7 años, o la coherencia de las frases hasta los 6. Lo que no comprendo es cómo los padres no se dieron cuenta de ello y consultaron antes a los médicos, o como los médicos no hicieron esas pruebas a la edad que teóricamente debería conseguir la marcha. Dicho esto, seguimos asombrándonos de la capacidad plástica del cerebro, siempre y cuando le demos tiempo notable para su reestructuración y adquisición de habilidades. Por ello, tiemblo cuando a un paciente que ha sufrido un daño repentino, como daño cerebral adquirido, algunos de los médicos son capaces de decirles a sus pacientes, un pronóstico muy desfavorable (usted no va a volver a ponerse de pie, usted no va a volver a andar), generando así inhibiciones o barreras en la vida de la persona que interfieren negativamente en el desarrollo de la recuperación, poniendo límites palpables por generación de una creencia negativa. Cuidado, porque no estoy defendiendo el argumento de dar falsas expectativas, pero tampoco me parece razonable pronosticar como hecho limitante. Un no lo sé, a veces, no cuesta tanto.

neurologia cerebelo

 

Noticias/Bibliografia:

1.- «Man with tiny brain shocks doctors» 12:17 20 July 2007 by New Scientist and Reuters

2.- El extraño caso de una mujer sin cerebelo, trae de cabeza a los neurólogos ABC.ES / MADRID Día 12/09/2014 – 13.34h

Cromos colección Neurocracks. Hoy, núm.2

Cromos colección Neurocracks. Hoy, núm.2 FisioAso

Con NEUROCRACKS podrás completar una colección de auténtico lujo, por su innovación, por su calidad, por su imagen, por sus contenidos, por los materiales especiales con los que están hechos muchos de sus cromos. Verás como disfrutas con las imágenes de tus ídolos, como te diviertes y cómo aprendes un montón de cosas sobre todos los neurocientíficos de nuestra Liga. Este año, por ejemplo, todos los cromos llevan unos iconos en su parte posterior que te mostrarán bien a las claras cuáles son las mejores virtudes de cada investigador sobre su laboratorio… ¡Una pasada, vamos!

Hoy tenemos con nosotros un neurocientífico que investiga acerca de la planificación motora y el control óptimo, modelos probabilísticos (bayesiano), enfoques motores predictivos y modulares para el aprendizaje motor. Con ustedes Daniel Wolpert.

– Nombre completo: Daniel Mark Wolpert

– Lugar y Fecha de Nacimiento: Oxford, 1963

– Equipos Anteriores: Recibió su licenciatura en ciencias de la medicina en la Universidad de Cambridge en 1985 y un grado clínica médica de la Universidad de Oxford en 1988. Recibió un doctorado en Fisiología en la Universidad de Oxford en 1992 y posteriormente trabajó como investigador postdoctoral en el grupo de Michael Jordan en el Departamento de Ciencias Cognitivas y del Cerebro en el MIT. Se unió al Departamento de Neurociencia Motora Sobell y Trastornos del Movimiento del Instituto de Neurología en 1995. Sus líneas de investigación son los enfoques experimentales y computacionales para la salud humana de control sensoriomotor.

– Equipo Actual: profesor de Neurociencia Motora y co-director del Instituto de Neurociencias de Movimiento, en el Instituto de Neurología de la University College de Londres.

– Carrera Científica: Aunque el aprendizaje de una habilidad motriz, como un golpe de tenis, se siente como una experiencia unitaria, los investigadores que estudian el control motor y aprendizaje dividen los procesos implicados en una serie de componentes que interactúan entre sí. Estos componentes pueden ser organizados en cuatro grupos principales. En primer lugar, el desempeño cualificado requiere la recopilación eficaz y eficiente de la información sensorial, tales como decidir cuándo y dónde dirigir la mirada alrededor de la cancha. Por lo tanto, un componente importante de la adquisición de habilidades implica aprender la mejor forma de extraer la información pertinente a la tarea. En segundo lugar, el intérprete debe conocer las principales características de la tarea, como la geometría y la mecánica de la raqueta de tenis y pelota, las propiedades de la superficie de la cancha, y cómo el viento afecta vuelo de la pelota. En tercer lugar, el jugador necesita establecer clases diferentes de control, como las que incluyen mecanismos de control predictivo y reactivo que generan los comandos apropiados para alcanzar los objetivos de tareas, así como el cumplimiento de control que especifica, por ejemplo, la rigidez con la que el brazo sostiene la raqueta. Por último, el artista exitoso, puede aprender habilidades de alto nivel tales como anticipar y contrarrestar la estrategia del oponente y tomar decisiones eficaces sobre la selección de tiro.

Cuando aprendemos una habilidad motora nueva, planteando el tenis como misma situación, tanto nuestros sensores como la tarea de devolver la pelota poseen variabilidad. Nuestros sensores proporcionan información imperfecta sobre la velocidad de la pelota, por lo que sólo se puede estimar. La combinación de información de múltiples modalidades puede reducir el error en esta estimación. En una escala de tiempo más largo, no todas las velocidades son igualmente probables a priori, y en el transcurso de un partido habrá una distribución de probabilidad de las velocidades. Según la teoría bayesiana, se produce una estimación óptima al combinar información acerca de la distribución de velocidades/evidencia anterior con la retroalimentación sensorial. A medida que aumenta la incertidumbre, el jugar en la niebla o en la oscuridad, el sistema debe basarse cada vez más en el conocimiento previo. Para utilizar una estrategia bayesiana, el cerebro tendría que representar la distribución a priori y el nivel de incertidumbre en la retroalimentación sensorial. Aquí podemos controlar las variaciones estadísticas de una nueva tarea sensoriomotora y manipular la incertidumbre de la retroalimentación sensorial. Se demuestra que los sujetos internamente representan tanto a la distribución estadística de la tarea como su incertidumbre sensorial, combinándolos en una forma compatible con un proceso bayesiano que aumenta el rendimiento y lo optimiza. El sistema nervioso central por lo tanto emplea modelos probabilísticos durante el aprendizaje sensoriomotor.

Libros publicados:

The Neuroscience of Social Interaction: Decoding, Imitating, and Influencing the Actions of Others

Estudios publicados:

Motor control is decision-making.

– Visuomotor feedback gains upregulate during the learning of novel dynamics.

– Deliberation in the motor system: reflex gains track evolving evidence leading to a decision.

– Facilitation of learning induced by both random and gradual visuomotor task variation.

– Feedback modulation: a window into cortical function.

– Computational mechanisms of sensorimotor control.

– Task-dependent coordination of rapid bimanual motor responses.

. Vídeos:


Y ya puedes dar por hecho que tendrás a todos, todos los fichajes que lleguen a nuestra Liga hasta el cierre del mercado. Como bien sabes la colección se va completando en ediciones posteriores a la tirada inicial con los ‘Nuevos Fichajes’ y con las  llamadas ‘Nuevas Fichas’ o ‘Fichas Bis’ que sustituyen a los neurocracks de la relación inicial que han ido causando baja en sus respectivos equipos. Gracias a estas dos series al final podrás completar una colección, además de apasionante,  totalmente actualizada.

… Y es de NEUROCIENCINI

Radio Cubital; entrevista con Julio Gomez-Soriano

Radio Cubital; entrevista con Julio Gomez-Soriano FisioAso

PIP PIP PIP PIIIIIIIIIIIIIIIIP………. Son las 8, las 7 en Canarias. (musiquita frenética de introducción).

Goooooooooodddd Moooorrning Vietnam!! Buenos días, Bon Día, Bo Día, Egunon… y bienvenidos de nuevo a Radio Cubital, la única emisora neuroplástica, la que escuchan las otras emisoras anatómicas. Empezamos el programa como siempre repasando las entradas más destacadas de nuestra queria blogosfera fisioterapéutica, concretamente la neurológica, como no podía ser de otra manera:

Neurodidacta, o cómo aprender sobre neurociencia: un post en el blog Terapia Ocupacional en el Daño Cerebral Adquirido (que cumple dos añitos, felecidades!), que nos habla sobre la plataforma creada por la Fundación del Cerebro y la Fundación Mapfre. La autora expresa su disconformidad (misma opinión que yo) sobre por qué no se ha contado con el resto de profesionales que trabajan en la rehabilitación de las enfermedades neurológicas. Pasen y lean comentarios…

Neurociencia del dolor y medicina: De las últimas entradas que nos dejó Arturo Goicoechea antes de que cerrara (esperemos que no definitivamente) su blog, donde nos habla de su/nuestro particular sueño que sucediera ésta situación: Hoy acudiré a un Centro de Salud a explicar en una hora las bases de la pedagogía en Biología del dolor. Interesante.

Realidad virtual como tratamiento: de nuevo el blog de la SEFID (Sociedad Española de Fisioterapia y Dolor) nos deleita con una entrada muy relacionada con la neurociencia y el dolor, ésta vez con el tratamiento de la realidad virtual en dolor crónico que presuponen cambios en el córtex como terapia de reorganización neuronal. Un bombazo

– Por último, y no menos importante: Mis nuevos pacientes, en el blog de Soy paciente de Samu. Una entrada que refleja qué país realmente se preocupa por la rehabilitación de sus ciudadanos y qué tipo de instalaciones puede contar un centro hospitalario en Francia. Los españoles que nos dedicamos a la fisioterapia o la terapia ocupacional morimos de envidia…

Chachachachánnn… NOTICIAS:

Un total de 170 profesionales sanitarios han participado este viernes en la VI Jornada de Abordaje de la Espasticidad que se ha celebrado en el Hospital Universitario Insular de Gran Canaria

Marí: «Parapléjicos no se cierra; es más, vamos a potenciarlo» El HNP podría albergar el Servicio de Neurología del Complejo Hospitalario cuando se abra el nuevo hospital del Polígono.

Jornada científica internacional en Barcelona para hablar del futuro de la esclerosis múltiple

Un Nobel para quien ha entendido y «fotografiado» receptores de los sentidos

 

Y hasta aquí el repaso semanal, así que vamos a ir saludando ya a nuestro invitado, hoy tenemos a Julio Gomez-Soriano, Diplomado en Fisioterapia (por supuesto), Licenciado en Ciencias del Deporte, Máster y Doctorado en Patología Neurológica, 8 artículos científicos publicados, donde 6 de ellos se ha hecho en revistas internacionales, más de 30 comunicaciones en congresos nacionales e internacionales. Y como no podía ser de otra manera, transmite todo este conocimiento a futuras generaciones de fisioterapeutas, donde actualmente ejerce de profesor en la E.U. Enfermería y Fisioterapia de Toledo y profesor colaborador en el Máster de dolor de la Universidad Rey Juan Carlos.

Uf… me he quedado sin aire sólo pronunciando su currículum…. Bien, recordamos, audiencia olvidadiza, que podéis participar a través del número 985 234 234 234 o también en nuestra página de Facebook Radio Cubital así como con el hashtag #RCmedular por lo que a Twitter se refiere.

– Muy buenos días Julio!

– Buenos días, un placer poder estar aquí y encantado de saludaros.

– Gracias Julio, por tus palabras inventadas por el guionista que está escribiendo ésto, vamos, el autor del blog…

– No descubras el pastel David.

– Eso mismo! (carcajadas de programa de humor malo) Bueno, he leído en tu perfil que estás investigando en el grupo de investigación sensitivo motora…

– Bueno, en realidad actualmente estoy en la E.U. de Enfermería y Fisioterapia de Toledo, pero tengo la suerte de poder participar activamente en este grupo de investigación. El Grupo de Función Sensitivomotora del Hospital Nacional de Parapléjicos está dirigido por el Dr. Taylor y engloba a un laboratorio básico y a un laboratorio clínico, cuyas líneas generales de investigación son el dolor neuropático y la espasticidad tras la lesión medular. Cuando empecé a trabajar en este grupo hace ya 8 años, la parte clínica la formábamos el Dr. Taylor y yo, pero en los últimos años hemos podido evolucionar y hemos ido “fichando” a un neurólogo y dos fisioterapeutas.

– ¿En qué andáis actualmente? ¿Todo dirigido a paciente con lesión medular?
Lo cierto es que nuestra presencia en el Hospital Nacional de Parapléjicos hace que todos los objetivos de nuestros estudios vayan encaminados hacia la lesión medular, aunque también es cierto que muchas veces hacemos estudios piloto en voluntarios sanos para ver mecanismos fisiológicos o mecanismos de acción de algún tratamiento…

Uno de los trabajos que hemos finalizado recientemente ha sido la cuantificación de reflejos cutáneos en pacientes con lesión medular incompleta. Evocamos estos reflejos mediante un estímulo  en la planta del pie (eléctrico en nuestro caso) que provoca una respuesta específica en un músculo. Estos reflejos tienen un componente funcional muy importante, por ejemplo, la estimulación del talón corresponde con una activación del tríceps sural, lo que le ayuda en la fase de apoyo tras el choque inicial en el ciclo de la marcha. Mientras que una estimulación de la base de los dedos activa el tibial anterior, que ayuda a la fase de oscilación tras el contacto de esa zona del pie en la fase de prebalanceo. Pues bien, hemos observado que el reflejo cutáneo del tibial anterior se inhibía durante la activación muscular, tanto en voluntarios sanos como en pacientes sin espasticidad, mientras que en los pacientes espásticos este reflejo permanecía hiperexcitado. Esto implica el fallo de mecanismos inhibitorios (propioespinales o descendentes) a nivel medular en estos pacientes (cosa que se pensaba, pero que no se había demostrado antes). Además, hemos podido vincular la hiperexcitabilidad de estos reflejos a la debilidad muscular del tríceps sural. Es decir, cuanto más hiperreflexia, menos fuerza del paciente, lo que otorga una implicación funcional importante de estos reflejos. En los próximos meses, este estudio será publicado en el J Neurophysiology. Siguiendo en esta línea, en una segunda fase, hemos querido inhibir estas respuestas reflejas “alteradas” de los pacientes con espasticidad, por lo que hemos probado estimulación cutánea (específicamente vibración y TENS) sobre la planta del pie para modular estos reflejos. Los resultados han sido que con la estimulación cutánea los reflejos tienden a “normalizarse”, consiguiendo mayor efecto en los pacientes más espásticos. Esto implica que la estimulación cutánea, ya sea mediante vibración o TENS, consigue actuar a nivel del sistema nervioso central, y podría utilizarse para potenciar mecanismos de inhibición.

En cuanto a estudios en curso, actualmente estoy dirigiendo las tesis de nuestras compañeras Elisabeth Bravo y Cristina Simón. Elisabeth, en colaboración con ingenieros del CSIC, está desarrollando nuevas medidas para cuantificar fenómenos de recuperación motriz y neuroplasticidad. Bajo mi punto de vista, la cuantificación de variables es una de las asignaturas pendientes que tenemos en neurorrehabilitación y clave para demostrar resultados. Entre las medidas desarrolladas se encuentran la coherencia intramuscular, un índice que analiza la sincronización de dos señales de EMG que llegan a un mismo músculo. Cuanto más sincronizadas están, se asocia a una mejor trasmisión del tracto corticoespinal. Por otra parte, Cristina está continuando la línea de investigación iniciada por el profesor Juan Avendaño. Está probando un determinado tipo de corrientes, de las que no puedo contar mucho debido a temas legales de patentes, que tienen como objetivo el bloqueo de la conducción nerviosa a nivel periférico. Este bloqueo nervioso podría ser fundamental, entre otras para el tratamiento de la espasticidad (en un aspecto motor) o del dolor neuropático (en un aspecto sensitivo). Entre los planes a corto plazo, también está utilizar la estimulación magnética y la corriente directa a nivel espinal para modular la actividad medular.

La verdad es que mientras contaba su estudio al equipo y a mi se nos iba cayendo la baba… Lo mismo creo que a nuestros neuro-oyentes, veamos que nos comentan en las redes sociales… Están que arden! Mira fíjate en Facebook, Oscar Sánchez Martínez nos comenta: A mí me interesaría que explicase un poco si existe alguna diferencia entre la plasticidad cerebral y la medular. Y su opinión sobre la investigación en relación con el trasplante autólogo de células madre del bulbo olfatorio, que parece que estaba dando buenos resultados con monos, y luego lo pararon todo. Fue un poco raro todo. A la doctora Ramón incluso le «robaron» el mono con el que investigaba y no pudo publicar los resultados. Estaría bien que nos contase algo sobre eso. Había muchos lesionados medulares ilusionados con el tema.

– En primer lugar interesantísima la primera pregunta, aunque bastante compleja su respuesta. A priori, podemos pensar que el comportamiento entre neuronas que tienen lugar en la médula y en los centros superiores pueden ser básicamente similares. Sin embargo, su estudio se hace de una forma bastante diferenciada y específica, incluso empleando técnicas diferentes (por ejemplo, a nivel cerebral se utiliza mucho la resonancia magnética funcional y técnicas de estimulación magnética transcraneal, mientras que a nivel medular se utilizan principalmente medición de reflejos). Esto hace que muchas veces acaben saliendo resultados “no comparables”, simplemente porque los estudios realizados persiguen distintos objetivos y evalúan de dista forma, pudiendo parecer que los fenómenos neuroplásticos que tienen lugar en el cerebro y en la médula no tengan nada que ver, aunque probablemente los mecanismos subyacentes sean similares…

En cuanto al trabajo de la doctora Ramón como tú mismo comentas, “fue un poco raro todo”, debido a mi desconocimiento todo lo que se pudiera hablar al respecto sería un improductivo “marujeo científico”.  Aunque personalmente, yo soy de la opinión de que en ciencia hay que “respetar siempre los pasos a seguir”, aunque muchas veces sean muy lentos y se debe de ser muy cauteloso con lo que se comunica, ya que hay que evitar dar falsas expectativas a los pacientes.

– Fíjate, otra pregunta de la pequeña gran Berta Visión, como la semana pasada… Te plantea lo siguiente: Como en cualquier lesión, existen cambios plásticos en el cuerpo virtual (la representación del cuerpo en el cerebro), ¿esto puede influir negativamente a la hora de la recuperación? Si no se entiende bien lo que quiero preguntar, os dejo una reflexión que hice en su día sobre esto: Miedo a la caída

Lo que está claro es que ante una situación “alterada”, el sistema nervioso central responde con cambios, es decir, se adapta a la nueva situación. Como comentas, estos cambios, ya sea la alteración de la distribución corporal en la corteza, u otros muchos, pueden repercutir negativamente en la recuperación. Para ello, la clave en la terapia está en “reorganizar” todo esto, y para ello es fundamental la repetición activa del patrón de movimiento correcto. De ahí viene, por ejemplo, el éxito que recientemente están teniendo los sistemas de entrenamiento de marcha robotizada con soporte de peso, porque permiten el movimiento natural, a una velocidad fisiológica, y esto ayuda al paciente a “recordar” los antiguos patrones. En mi opinión, la neurorrehabilitación tiene que tender a tratar de “dentro hacia afuera”, es decir normalizando funciones internas se acabará repercutiendo en funciones externas, como por ejemplo se está intentando en la espasticidad normalizar funciones reflejas para posteriormente mejorar variables funcionales.

– Es más, repetiremos la participación de Berta, donde te dice: Imagino que en el Hospital Nacional de Parapléjicos se realizará un abordaje bastante global. Quisiera preguntar si también trabajáis con lo que quizá sea algo un tanto olvidado: el aparato genitourinario, ya que este tipo de pacientes suele tener problemas en este aspecto.
– En realidad, como comentas, el abordaje que se da en el HNP a la lesión medular es integral, por lo atiende a todas las necesidades del paciente. Esto se da tanto en el aspecto asistencial como en la investigación. En la actualidad hay más de 10 grupos de investigación independientes y cada uno se ocupa de investigar un aspecto de la LM. Entre ellos está el grupo de reproducción y función sexual, dirigido por el Dr. Sánchez Ramos, que además de ocuparse del aspecto asistencial, tiene una línea de investigación en este tipo de problemas.

– Bueno, basta de monopolizar Facebook, vayamos a Twitter… Me gusta ésta pregunta de Óscar Díez @NeurorehabBlog: ¿¿Conoce la terapia que se realiza en pacientes medulares inyectándoles hormona de crecimiento y realizando fisioterapia? ¿¿Qué opinión le merece la misma??

– En la actualidad se está llevando a cabo en el hospital el ensayo clínico con la hormona de crecimiento que mencionáis, aunque ahora, con la disminución de fondos parece que el tema está yendo algo más lento… De lo poco que sé es que se está aplicando en pacientes crónicos (más de año y medio de evolución) con lesión incompleta, y que el tratamiento complementario de fisioterapia resulta fundamental a la infiltración de la hormona. Sinceramente no sé qué tal va a resultar este tratamiento, pero sí que hay que tener en cuenta que es el primer ensayo clínico que se está haciendo con pacientes y que se está realizando bien (estudio riguroso y bien diseñado), por lo que seguramente se podrá aprender mucho de los resultados que se obtengan. De todas formas también me gustaría comentar, que aunque salgan unos resultados positivos, este tratamiento resultará una herramienta más en el arsenal terapéutico pero no creo que llegue a ser la panacea ni la solución definitiva.

– Por último, y ya para cerrar la ronda de preguntas de nuestros neuro-oyentes (no podemos poneros más sino acabaremos aburriendo…). Maribel Rodenas nos pregunta: En niños con DCA también se está empleandoaplicar la hormona de crecimiento en lesión medular como tratamiento. Los médicos q la administran refieren cambios cognitivos. Pero, si se hace de forma conjunta con el tto rehabilitador (q, desde luego, x motivos éticos no se puede suprimir) cómo discriminar a qué se deben los resultados? A ver si ya tienen conclusiones a nivel medular.

– Esta es siempre la gran pregunta a la hora de realizar las investigaciones. En el campo de la medicina física, cuando se quiere diseñar un experimento para investigación, es bastante complejo, ya que el placebo es muy difícil de conseguir: ¿Cómo puedo conseguir un doble ciego en un estudio de vendajes??¿Cómo consigo cegar a un investigador que está tratando-diagnosticando puntos gatillo?? En el tema que planteas, lo que se está haciendo es separar los pacientes en 2 grupos, de tal manera que ambos reciben el tratamiento rehabilitador (que como comentas, por motivos éticos no se puede suprimir). Sin embargo, a un grupo se le administra la hormona (o el tratamiento que se pretenda evaluar) y al otro se le administra un placebo. La forma de aislar el efecto de la hormona es valorar si el grupo de tratamiento mejora MÁS que el grupo placebo. Es lógico pensar que ambos grupos van a mejorar, debido al tratamiento rehabilitador o, en algunos casos, incuso a la evolución natural de la patología. Pero si evidencio que el grupo al que se la ha administrado el tratamiento «nuevo» (en este caso la hormona) está mejor que el que ha tenido placebo, y puedo asumir que en el resto de las cosas a ambos grupos les he tratado igual (sujetos con mismas características, mismo tratamiento complementario, mismas sesiones, misma patología), consigo discriminar el efecto del tratamiento nuevo. Por otra parte, independientemente al diseño de los experimentos, también debemos tener en cuenta que se ha demostrado que muchas veces, el tratamiento de Fisioterapia POTENCIA el efecto de algunos fármacos, como es el caso de la hormona de crecimiento o de la toxina botulínica, por lo que no se concibe el uso de estos tratamientos sin su correspondiente tratamiento específico de fisioterapia.

Muchas gracias Julio por atender a nuestros neuro-oyentes, vamos a dejaros con unos pequeños consejos publicitarios divulgativos y en nada volvemos, que hay que descansar las neuronas…

 

Ésto son consejos de vida hombre, alguno habrá sacado alguna lagrimilla… Aunque para lagrimones, el caso de la política que nos está haciendo Marianico el corto Rajoy, con sus recortes… ¿Cómo está la investigación en España?

– No hay que ser muy audaz para darse cuenta de que las cosas en general están muy mal. Y teniendo en cuenta de que estamos en un país que tradicionalmente no se ha preocupado mucho por la investigación, la cosa se pone francamente peor. En los últimos años los presupuestos de I+D han sufrido unos recortes sustanciales, lo que se traduce principalmente en reducción de número de becas y reducción de proyectos concedidos. De esta forma, sin gente para investigar, y sin dinero para “máquinas” y fungible es muy difícil sobrevivir en este campo. En el caso de nuestro grupo, en los dos últimos años, nuestro jefe, Julian Taylor, está haciendo un trabajo sobrehumano para poder mantener el contrato a los becarios y mantener la integridad del grupo. Sin embargo, también debemos ser optimistas, y tener en cuenta que con estas dificultades, nos están obligando a “rodar” en una faceta de la investigación que hasta hace bien poco desconocíamos, como los contactos con la empresa privada, la generación de patentes o proyectos multicéntricos con otros grupos de investigación.

– Nos lo imaginábamos… Pero no te creas que la figura del fisioterapeuta dentro de la investigación esté mejor… ¿Crees que la figura del fisioterapeuta es esencial en la investigación? ¿La fisioterapia necesita de investigadores, estamos de acuerdo?

– Sinceramente, y aunque parezca tirar piedras contra nuestro tejado, no veo al fisioterapeuta como un eje esencial de la ciencia. Hasta hace muy pocos años no existía la figura del fisioterapeuta-investigador y creo que la ciencia ha evolucionado bastante bien sin fisioterapeutas. Sin embargo, también es cierto que he tenido la oportunidad de ver cómo, en los últimos años, la introducción de fisioterapeutas en equipos multidisciplinares y en grandes proyectos multicéntricos ha sido un complemento de una eficacia extraordinaria.

En cuanto a la cuestión de si la fisioterapia necesita de investigadores, la respuesta es indudablemente sí. La fisioterapia es una disciplina bastante joven que a nivel científico necesita demostrar muchas cosas (a nivel clínico ya se demuestran todos los días en las consultas). Sólo la evidencia científica nos ayudará a demostrar la validez de nuestros tratamientos y a desmarcarnos de otros “pseudoprofesionales” que todos conocemos. La reciente posibilidad de acceder al doctorado que hemos adquirido los antiguos diplomados gracias al Espacio Europeo de Educación Superior es una oportunidad que debemos aprovechar para generar conocimiento en nuestro campo. De hecho, el considerable crecimiento del número doctores en nuestra profesión ya está dando sus frutos en forma de creación de laboratorios e incremento de publicaciones. Por otra parte, tampoco debemos caer en el sectarismo y debemos estar abiertos a la participación de otros profesionales en los estudios de nuestro campo. Yo he tenido la suerte de poder trabajar con bioingenieros, neurólogos, fisiólogos, terapeutas, rehabilitadores y una larga lista de compañeros que han contribuido a ampliar mi perspectiva y a enriquecerme profesionalmente.

– Muchas gracias Julio por tu atención, nos vemos pronto en algún congreso o jornada (yo iré por supuesto de periodista acreditado).

– Gracias a vosotros por la difusión. Un saludo para todos.

Muy bien, pues eso es todo amigos, un aplauso para Julio Gomez-Soriano (sonido agregado típico de radio, plas plas plas) Eso es todo neuro-oyentes!! (musiquilla de despedida frenética, como la de la entrada) Cerramos por hoy el programa en Radio Cubital, la emisora más neuroplástica!

Uyuyuyuyuy, se me olvidaba, antes de irnos, aquí os dejo unos cuantos estudios realizados por éste «monstruo» de la fisioterapia neurológica:

– Modulación de reflejos cutáneos locales después de lesión medular: Implicaciones para la neuro-rehabilitación
– Espasticidad después de la lesión medular: revisión de los mecanismos fisiopatológicos, técnicas de diagnóstico y tratamientos fisioterapéuticos actuales.
– Neuropathic Pain Intensity, Unpleasantness, Coping Strategies, and Psychosocial Factors after Spinal Cord Injury: An Exploratory Longitudinal Study During the First Year.
– [Evaluation and quantification of spasticity: a review of the clinical, biomechanical and neurophysiological methods].
– Sensory function after cavernous haemangioma: a case report of thermal hypersensitivity at and below an incomplete spinal cord injury.
– Treatment of rat spinal cord injury with the neurotrophic factor albumin-oleic acid: translational application for paralysis, spasticity and pain.
– Spasticity therapy reacts to astrocyte GluA1 receptor upregulation following spinal cord injury.
– Voluntary ankle flexor activity and adaptive coactivation gain is decreased by spasticity during subacute spinal cord injury.

(Si queréis continuar preguntando a éste fisioterapeuta experto en investigación en lesión medular, podéis hacerlo en los comentarios, yo se lo enviaré a su email directamente para que os dé una respuesta, o quizás lo tengamos por el blog.)

Cromos colección Neurocracks. Hoy, núm.1

Cromos colección Neurocracks. Hoy, núm.1 FisioAso

Ya ha llegado, ya está aquí, ya puedes ir a tu punto de venta habitual y hacerte con tus primeros sobres de NEUROCRACKS. Ya verás cómo te vas a sorprender. NEUROCIENCINI ha preparado este año para ti una colección de una calidad increíble: moderna, vistosa, actualizada, con un montón de series, y un diseño y contenido espectacular… y lo más importante de todo: no olvides que Neurocracks es la única colección oficial de cromos bajo licencia oficial de la Liga Internacional de las Neurociencias. Rechaza cualquier imitación. Sólo hay una oficial, la mejor, la única…y se llama : Neurocracks.

Hoy tenemos la primera entrega con uno de los más destacados neurólogos conocido por su trabajo en los campos de la neurología de la conducta y de la psicofísica… Dr. Ramachandran.

– Nombre completo: Vilayanur Subramanian Ramachandran

– Lugar y Fecha de Nacimiento: Tamil Nadu, India

– Equipos Anteriores: Obtuvo inicialmente su título de Medicina en el Stanley Medical College en Madras, India, y posteriormente se doctoró en el Trinity College, Universidad de Cambridge.

– Equipo Actual: Director del Center for Brain and Cognition, profesor en el departamento de psicología y de la currícula de neurociencias en la Universidad de California, San Diego, y profesor adjunto de biología en el Instituto Salk de Estudios Biológicos.

– Carrera Científica: Éste neurocrack ha realizado dos carreras paralelas; una, en el estudio de la percepción visual, usando métodos de psicofísica, que le permite crear inferencias sobre lo que una persona está viendo basándose en lo que describen, y otra, en neurología, en particular dirigida a explicar varios síndromes neurológicos. Vamos a centrarnos en la segunda (sin desmerecer la anterior) puesto que es un referente a nivel mundial en el estudio de la neuroplasticidad y el cerebro. Sus trabajos más conocidos se centran en las hipótesis demostrables sobre el miembro fantasma, la negligencia (como podría ser en el Síndrome Dolor Regional Complejo o en ictus), la sinestesia y la aplicación científica de la caja espejo.

Los experimentos en pacientes con miembros fantasma sugieren que las conexiones neuronales en el cerebro humano adulto son mucho más maleables de lo que se suponía. Tres semanas después de la amputación de un brazo, las sensaciones reflejadas en la cara del lado ipsilateral son las mismas que si se estuvieran estimulando los dedos o zonas del brazo amputado. Éste efecto es causado por la entrada sensorial de la piel de la cara que «invade» y activa las zonas desaferenciadas de la representación de la mano en la corteza y el tálamo. Además, tenemos estudios que relacionan los cambios en la topografía cortical con la experiencia de ésta percepción. Ésto se ha estudiado mediante pruebas psicofísicas y estudios de imagen funcional en pacientes con miembro fantasma, hecho que proporciona mediante el seguimiento de los cambios de percepción (como las sensaciones recibidas) los cambios en la topografía cortical, y así podemos comenzar a explorar cómo la actividad de los mapas sensoriales dan lugar a la experiencia consciente. Por último, el miembro fantasma también nos permite explorar los efectos intersensoriales y la forma en que la neuroplasticidad del cerebro se actualiza para dar una «imagen corporal» que cambia durante el transcurso de la vida.

Muchos brazos fantasma se encuentran «paralizados» en una posición dolorosa. Si ponemos un espejo apoyado verticalmente en el plano sagital y el paciente ve en el reflejo, su mano normal, ésta reflexión aparece superpuesta en el mismo «sentido» que la posición fantasma. Cabe destacar que si el brazo real se mueve, el fantasma se percibe como si se moviese, y ésto a veces alivia los calambres dolorosos en el miembro fantasma. La caja espejo ofrece una retroalimentación visual y ha mostrado resultados prometedores en el síndrome de dolor crónico regional y hemiparesia tras accidente cerebral  vascular. Estos resultados sugieren dos razones para un cambio de paradigma en la neurorrehabilitación. En primer lugar, parece que hay una tremenda plasticidad latente incluso en el cerebro adulto. En segundo lugar, el cerebro NO debe ser pensado como una jerarquía de organizados módulos autónomos, cada uno de los cuales emite su salida al siguiente nivel, sino como un conjunto de complejas redes neuronales que interaccionan y se encuentran en un estado de equilibrio dinámico dentro del cerebro. Ambos principios pueden ser potencialmente explotados en un contexto clínico para facilitar la recuperación funcional. Es decir, y en resumen, encontramos que ópticamente ‘resucitar’ y hacer aparecer el fantasma con un espejo, o el uso de una lente para el mismo fin, reduce la causa del dolor así como el dolor per se.

Finalmente, Ramachandran también estudia la afirmación de que algunas personas ven halos o auras de colores alrededor de las caras, que ha sido durante mucho tiempo parte del folclore popular. En un estudio sobre un hombre de 23 años de edad con diagnóstico de trastorno de Asperger, quien comenzó, nada más y nada menos que a la edad de 10 años a experimentar constantemente colores alrededor de las personas. Se está investigando la diversidad de estos colores, llegando a conclusiones que se basan en la identidad del individuo y en la connotación emocional que desarrollaban. Interpretamos estas experiencias como una forma de sinestesia, y su autenticidad se confirma a través de un paradigma de detección de objetivos. Además, se investiga el reclamo que evocan las emociones con los colores muy específicos, lo que le permite, a pesar de ser Asperger, una introspección en las emociones para reconocerlas hacia los demás.

 

Libros publicados: 

– «The Tell-Tale Brain

– «Lo que el cerebro nos dice: Los misterios de la mente humana al descubierto»

– «Concrete Admixtures Handbook, 2nd Ed.: Properties, Science and Technology»

– «Brief Tour of Human Consciousness»

– «Encyclopedia of Human Behavior»

Estudios publicados:

– «Plasticity and functional recovery in neurology.»

– «Size reduction using Mirror Visual Feedback (MVF) reduces phantom pain.»

– «The use of visual feedback, in particular mirror visual feedback, in restoring brain function

– «Behavioural evidence for vestibular stimulation as a treatment for central post-stroke pain.»

– «Rehabilitation of hemiparesis after stroke with a mirror.»

– «Synaesthesia in phantom limbs induced with mirrors

– «Sensations evoked in patients with amputation from watching an individual whose corresponding intact limb is being touched.»

– «The appearance of new phantom fingers post-amputation in a phocomelus

– Y una lista bastante extensa, casi 200 estudios…

Vídeos destacados:


Muy bien, ésto es todo amigos, NEUROCRACKS es la única colección de cromos bajo licencia oficial de la Liga Internacional de las Neurociencias, y ya está aquí. Colecciona, disfruta y aprende con una colección  espectacular, única , inimitable…


… Y ES DE NEUROCIENCINI

Neuroplasticidad y el conflicto entre hemisferios

Neuroplasticidad y el conflicto entre hemisferios FisioAso

Tras la lectura más que recomendable sobre neuroplasticidad en ésta entrada de @anovoporca,estableciendo las bases neurofisiológicas que nos regimos los profesionales que se dedican a la neurorrehabilitación, continuamos insistiendo en la reestructuración neuronal, la neurogénesis y la formación de neuritas para establecer las nuevas conexiones que sustituirán las que lamentablemente se encuentran ya necrosadas tras un daño cerebral adquirido. De hecho, cualquier estímulo aferente puede ser beneficioso para obtener una respuesta neuroplástica, como es el caso de poner música durante un tratamiento reurorrehabilitador, por sus componentes emocionales y cognitivos, llegando a influenciar en la mejora de la percepción visual (muy característica su alteración en pacientes con hemianopsia). Por tanto tenemos una estimulación que repercute directamente en cambios estructurales en la sustancia gris. (1)

Pero ésta reconexión sustitutiva no siempre resulta positiva, de hecho existe un componente de activación ipsilateral (la vía corticoespinal, si recordamos la anatomía, hay un componente del 25% aproximado de vías descendentes que no se decusan a nivel del bulbo raquídeo, sino que continúan descendiendo sobre el mismo lado, sin lateralidad cruzada) que se activa de forma sustitutiva a la necrosis generada por el daño cerebral adquirido. Me explico: si por ejemplo tenemos un paciente con ictus en hemisferio derecho, la afectación masiva de una parte del 75% de neuronas que originan la vía cortico-espinal, y que se decusan al lado izquierdo quedarán «tocadas» totalmente, dando como resultado una hemiplejia izquierda; pero las provenientes del mismo hemisferio cerebral izquierdo (el 25%) están sanas, hecho que se activarán de forma compensatoria sin ninguna dificultad, con el objetivo de llevar toda la señal motora como lo hacía la otra parte. El resultado es un mecanismo compensatorio que dificulta la rehabilitación del lado izquierdo, generando patrones de movimiento completamente incorrectos que reciben el nombre de neuroplasticidad desadaptativa (2). La interacción competitiva entre los dos hemisferios produce una inhibición interhemisférica anormal que debilita la función motora en los pacientes con accidente cerebrovascular. Además, la desinhibición neuronal generalizada post-ictus aumenta el riesgo de interacción competitiva entre la mano y el brazo proximal (inervadas por diferentes hemisferios), lo que resulta una complicación grave en la recuperación de las vías motoras descendentes, concretamente la cortico-espinal. Un ejemplo claro de conflicto entre hemisferios, es el caso del control escapular y el movimiento de brazo al intentar asir un objeto elevado, alterando el ritmo escapulo-humeral debido a la influencia de ambas vías cortico-espinales procedentes de diferentes hemisferios (3).

Para minimizar esta plasticidad desadaptativa, los programas de rehabilitación deben ser seleccionados de acuerdo a la discapacidad motora del paciente, como la estimulación cerebral no invasiva, la restricción inducida por terapia de movimiento y las estrategias de robótica asistida (4). Las intervenciones para mejorar la estabilidad postural y la marcha incluyen el entrenamiento físico, la terapia de alta intensidad, así como la repetición de la tarea (Feedback, Feedforawrd) también tienen eficiencia para la recuperación tras el ictus, evitando los gestos compensatorios.

Todo éste tipo de rehabilitación motora sería incompleta sin una correcta estimulación aferente, como planteaba anteriormente con el ejemplo de la música, que modula la respuesta motora tras el daño cerebral adquirido (5). De hecho, la demostración de éste estudio comenta que durante las sesiones de neurorrehabilitación, los mecanismos aferentes tenían alta influencia sobre las respuestas motoras, cuando antes eran más bien pobres. Pero lo curioso es que posteriormente, una vez la rehabilitación va progresivamente avanzando, y la recuperación motora cada vez es más evidente, las influencias de las aferencias disminuyen progresivamente y cada vez van siendo más débiles. Un caso práctico sobre la relación somatosensorial o vía aferente en la respuesta motora, es que cuando queda directamente quedan afectadas éstas aferencias, el paciente puede llegar a perder directamente el sentido de verticalidad (6).

De nuevo, todos éstos estudios ratifican la importancia de la neuroplasticidad y reorganización cerebral tras el daño cerebral adquirido, y nuestra actuación precoz como fisioterapeutas, así como todo el equipo multidisciplinar, es fundamental para establecer el buen camino hacia la neurorrehabilitación, y así evitar mecanismos neuroplásticos incorrectos que debilitan la recuperación del paciente, como la ya descrita neuroplasticidad desadaptativa.

Además, debemos generar situaciones de estimulación aferente, ya sea vía visual (como poner los objetos sobre el lado afecto y que gire la cabeza hacia ése), auditiva (la música), táctil o afectiva (toca su mano, acaricia, háblale por el oído afecto) , con movimiento (estimulamos para que colabore durante las transferencias)… Generando éste tipo de estimulación, esperaremos una respuesta motora, que seguramente sea débil o inexistente al inicio, por todo el tema de la hipotonia o inexistente control motor, pero que debe tener un efecto sobre la corteza sensitiva, motora y de integración.

En todo éste sistema, nunca hay que olvidar la correcta alineación estructural, para que el cerebro perciba, integre y normalice ésa postura o alineación articular, y así genere una respuesta motora considerada dentro del movimiento normal (el correcto en gasto energético,la correcta orientación espacial así como la secuencia temporal…). Muchas de las entradas escritas en el blog hacen referencia a todos los mecanismos descritos anteriormente, y que debemos tener en cuenta a la hora de realizar una recuperación neurológica.

En fin, ésta entrada es un poco suplemento de ésta otra (reorganización neurológica y neuroplasticidad), y tenia la finalidad de insistir sobre la neurofisiología y la importancia asistencial por los profesionales de la salud en un ictus agudo.

 

 

1.- Music listening after stroke: beneficial effects and potential neural mechanisms. Särkämö T, Soto D.

2.- Maladaptive plasticity for motor recovery after stroke: mechanisms and approaches. Takeuchi N, Izumi S.

3.- Influence of the side of brain damage on postural upper-limb control including the scapula in stroke patients. Robertson JV, Roche N, Roby-Brami A.

4.- Rehabilitation after stroke in older people. Pinter MM, Brainin M.

4.- Effect of afferent input on motor cortex excitability during stroke recovery. Laaksonen K, Kirveskari E, Mäkelä JP, Kaste M, Mustanoja S, 5ummenmaa L, Tatlisumak T, Forss N.

 6.- Influence of sensory loss on the perception of verticality in stroke patients. Saeys W, Vereeck L, Truijen S, Lafosse C, Wuyts FP, Van de Heyning P.

 

Reorganización neurológica y neuroplasticidad

Reorganización neurológica y neuroplasticidad FisioAso

Tras leer el blog de Berta Visión, y concretamente ésta entrada sobre miedo a la caída, así como la de FisioStaCruz (Javi) en enlazando ideas, me apetece comentar y profundizar en un par de aspectos fundamentales en la fisioterapia en general y la neurológica en particular sobre la neuroplasticidad y el cuerpo virtual en el cerebro que ya trató Berta planteándose la problemática o medio a caer tras la retirada de un bastón o muleta.
Como bien dice ella, la neuroplasticidad del cerebro es un hecho y la capacidad adaptativa del cerebro es tremenda, tanto para bien como para mal.
Nos parece que es muy útil en las situaciones de aprendizaje «molonas»estableciendo nuevas conexiones neuronales, por ejemplo, en situaciones de aumentar nuestro bagaje lingüístico, un movimiento concreto para lanzar y meter una canasta, la letra de una canción, recordar y contar un nuevo chiste o aprender a tocar un instrumento. Cada persona se construye su propia red neuronal según sus experiencias (sin obviar el programa genético) y el desarrollo de sus actividades, estableciendo redes neuronales que pueden ser más o menos densas dependiendo directamente de ésas. Cuanta más actividad y estímulos, más red neuronal, lo que conlleva a tener mayor capacidad para solucionar problemas ante nuevas tareas.

El pero, es que en la inactividad por desuso, el cerebro responde con una desconexión de las vías antiguamente formadas debido a que funcionalmente ya no son útiles. Situaciones como ejemplo, las que hemos vivido durante la memorización de datos en nuestra etapa de instituto (como ejemplo nombres de reyes en historia, capitales o ríos, derivadas e integrales…), desuso de una parte funcional de nuestro cuerpo (que es el caso que se comenta en Bertavisión) como escayola en el tobillo, cabestrillo u ortesis varias que condicionan directamente al esquema corporal o representativo en nuestro cerebro.
Ya lo definió G. Kidd (1992): «Neuroplasticidad como capacidad del SNC de adaptarse o formarse nuevamente como respuesta a un cambio de demanda del medioambiente o como resultado de una lesión. La forma (del cerebro) cambia si cambia la función, la función cambia si cambia la forma».

Si bien la actividad crea y fortalece las conexiones nerviosas, también lo hará en situaciones nocivas para el cuerpo, como el ejemplo planteado por Berta sobre el uso de la muleta (nueva actividad) que establecerá nuevas vías de conexión y cambios en el esquema corporal y, en respuesta una nueva postura (en éste caso para mal). Otro ejemplo serían movimientos repetitivos nocivos para el cuerpo y sus tejidos (fortalecerán la red neuronal) en un trabajo o posturas con mal alineamiento.

Pero una vez establecido éste patrón «patológico» o nocivo, es tarea del fisioterapeuta plantearse como objetivo establecer nuevas vías conectivas para la realización de lo que consideramos movimiento normal o no lesivo, a través de un nuevo control motor y una reeducación tanto postural, como de tono muscular y alineación articular, así como de sensación y ejecución de movimiento.

Los mecanismos de aprendizaje vienen dados por y a través de la repetición, dándose dos «fenómenos» curiosos que me despertaron bastante admiración cuando me los explicaron; El Feedback (FB, que no Facebook), y el FeedForward (FF, que no follow friday).
Me explico; en la ejecución de un movimiento, no sin antes recibir toda la información del ambiente y contexto tanto exteroceptivamente como interoceptivamente y tras la integración en el sistema nervioso central, existe un aprendizaje constante para que dicha ejecución se realice de la forma más clara, concreta y concisa sin que haya un exceso de gasto energético y se desarrolle de la forma más armoniosa posible.
Por eso, tras la recogida de información aferente e integración, se ejecuta el movimiento y la información de cómo se ha hecho llega de nuevo al cerebro, interpretando sobretodo el durante y la posición final del movimiento (por las aferencias de los mecanoreceptores e integración en el SNC área de asociación). Posteriormente si se realiza la repetición del mismo gesto, podemos ir adaptando y modificando el movimiento en concreto según la motivación y expectativas así como objetivos de alcance. Todo ésto le llamamos Feedback.
Una vez ejecutados varios feedbacks, existe un procesamiento de integración y almacenamiento de toda la información de ejecución de ése movimiento en concreto, que será guardado en la memoria cinética. A ésto le denominamos Feedforward. El FF prepara al organismo para la ejecución del movimiento, se anticipa, mientras que el FB adapta la ejecución del movimiento. Todos ellos actúan sobre la postura, el tono muscular (variabilidad de la fuerza) y la alineación de todo nuestro cuerpo.

Vamos a poner un ejemplo un poco visual.

Fijaros en el vídeo sobre el minuto 1:00, que empieza el concurso de triples, cómo el jugador Bullock (el de la izquierda) inicia la ejecución de tiro a canasta (ése movimiento inicial es el FeedForward, porque ya lo tiene en su memoria cinética tras jugar muchos años al baloncesto). Empieza un poco mal, no mete una en los dos primeros carros, tiene que ir modificando su Feedback para conseguir la recompensa, encestar. Tras no meter una los dos primeros carros (10 lanzamientos) empieza a afinar su Feedback, y llegan las recompensas, coge una buena racha de triples, el Feedback o modificación del movimiento va siendo el adecuado, y posteriormente lo convierte en memoria cinética, FeedForward. Por tanto, el mejor Feedback se convierte en FeedForward. Lo mete todo el tío una vez rectificado el Feedback!!

En fisioterapia utilizamos el mismo sistema de aprendizaje de ejecución de movimientos, repetición de éste con FB y FF, y haciendo hincapié en la neurorehabilitación, tras una lesión cerebral, un ejemplo de cómo lo hago personalmente con los peques…

En fin, si no queréis quedaros como en la radiografía de Homer Simpson del principio de la entrada, moveros, estableced buenas redes neuronales, ejercitad, repetid, disfrutad…
Feliz lectura

PD: Y si tenéis tiempo, echad un vistazo a éste documental que ilustra todo lo comentado en la relación entre ejercicio y redes neuronales o cerebro en forma pinchando aquí

[contact-form-7 404 "No encontrado"]