Recomendaciones y pautas de actuación del equipo de Neurología

Hipotensión ortostática

Se acepta en general como una caída mayor o igual a 20 mm de Hg  en la TA Sistólica o, caída de 10 mm de Hg o mas después de permanecer a pie firme al menos 3 minutos. Para que la toma en pie sea válida la TA en bipedestación debe obtenerse cuando el paciente ha permanecido  al menos 5 minutos acostado.

Es edad dependiente: afecta al 5% de personas menores de 50 años y hasta al 50 % de los mayores de 70,  pueden tener algún episodio en su vida

Provoca una constelación de síntomas todos ellos relacionados con la hipoperfusión cerebral como: ligera cefalea, cambios en la visión, debilidad, mareo, sensación de embotamiento y síncope.

La HO es el resultado de una disfunción del sistema autónomo que aparece cuando  los mecanismos de adaptación cardiovasculares no pueden compensar el retorno venoso reducido al permanecer de pie. Puede aparecer en relación con patología del sistema nervioso, o también en procesos no neurógenos  de origen cardiovascular, por medicaciones, etc.

La HO de origen neurógeno se relaciona con multitud de procesos neurológicos pero es de especial interés en las enfermedades neurodegenerativas, (particularmente enfermedades relacionadas con la alfa-sinucleina o sinuclinopatias) en las que algunas de las medicaciones empleadas podrían relacionarse con HO, por lo que preferentemente debe ser manejada por un especialista.

Hipotensión ortostática – medidas no farmacológicas

Dra. Renée Ribacoba 

Son consideradas de primera línea en el abordaje de la HO

  1. Controlar la medicación y ajustarla lo mas posible evitando o minimizando el problema
  2. Evitar la ingesta de grandes cantidades de hidratos de carbono y alcohol
  3. Beber de 2 a 2,5 litros de agua diarios y adicionar sal a la dieta a discreción, algunas veces son precisos entre 6 y 10 gramos de sal
  4. Estar excesivamente delgado favorece la HO en la población general, especialmente en las personas mayores. Un estudio publicado este año en Journal Neurological Science demuestra que el índice de masa muscular bajo en los pacientes parkinsonianos predispone al ortostatismo
  5. Algunas veces el ortostatismo aparece en las primeras 2 horas de la digestión. Es recomendable hacer ingestas pequeñas y repetidas  y una taza de café cargada puede ayudar a mejorar la HO  durante la digestión
  6. El uso de bandas abdominales o calcetines de compresión pueden ayudar a mejorar el retorno venoso pero son incómodas sobre todo en períodos de calor
  7. Algunas personas se benefician transitoriamente de la realización de ejercicios isométricos en miembros inferiores como permanecer con la piernas cruzadas  y contrayendo la musculatura de los miembros inferiores.
  8. Se recomienda que:
    1. Estas personas duerman con la cabecera elevada  (no vale usar una alnohada) es necesario elevar la cabecera con un suplemento de unos 15 – 25  cm para evitar hipertensión en supino.
    2. Al  levantarse por la mañana, o simplemente al incorporarse, deben hacerlo despacio y antes de hacerlo, realizar contracciones isométricas de los pies en extensión
  9. Los ejercicios en agua ayudan a mejorar el retorno venoso y son excelentes. Deben ser dirigidos por un monitor si no se sabe nadar. Se recomienda también la bicicleta estática pero debe evitarse caminar o hacer footing por el riesgo de caídas
  10. La exposición a calor excesivo provoca vasodilatación periférica y empeora el ortostatismo. Las personas con hipotensión ortostática deben evitar:
    1. El ejercicio excesivo en periodos estivales intensos,
    2. La utilización de saunas o duchas calientes muy prologadas.
  11. Hay que vigilar una posible anemia o déicit de vitamina B12
  12. Si las medidas no farmacológicas fallan transitoriamente es necesario apoyar con algún tratamiento. Consulte s su médico

Pautas de actuación en caso de crisis epiléptica

Dra. Renée Ribacoba

Si presenciamos una crisis convulsiva es importante seguir un esquema de actuación

– Intentar mantener la calma, evitar aglomeraciones y procurar mantener la privacidad del paciente

– Observar la secuencia de las alteraciones motoras que vemos, la posición de los ojos o la frecuencia cardiaca

– Fijarse en la hora para informar  de la duración del episodio convulsivo.

– Es habitual que al finalizar la convulsión el paciente esté confuso y desorientado. Esta confusión postcrítica suele ser mas prolongada y debemos diferenciarla

– Tumbar al enfermo en el suelo o sobre una superficie dura alejando objetos contra los que pueda golpearse

– Evitar la caída si es posible

– Colocarlo de lado y con la cabeza mas baja, así evitamos la posibilidad de aspiración de vómito u otro contenido y que la lengua se desplace hacia atrás

– No intente sujetarle las extremidades, puede provocar luxaciones o fracturas

– No intente abrirle la boca, ni le introduzca objetos en ella

– Permanezca a su lado hasta que recobre la conciencia

 

Cuándo ir al hospital por una crisis epiléptica

– Si se trata de la primera crisis

– Si sufrió un traumatismo craneal u otro traumatismo durante la crisis

– Aunque sea un epiléptico conocido debe trasladarse si:

– Aparecen crisis epilépticas agrupadas sin recuperación de conciencia entre las mismas

– Si se trata de una crisis prolongada (mas de 5 minutos)